Avenida Arequipa, recorrido por la diversidad

!Bienvenidos! este blog ha sido creado por un grupo de alumnos de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas con el fin de dar a conocer un poco de la historia y de la variedad de ambientes que estan a lo largo de una de las principales avenidas de toda la capital. Acompañenos en este recorrido que se remonta desde la inauguración de esta avenida hasta la actualidad.


PROSTITUCIÓN

PROSTITUCIÓN CLANDESTINA EN LA AVENIDA AREQUIPA

Hablar de la avenida Arequipa, no es solamente remontarnos a los inicios de los noventas, donde familias de la época interrumpían el silencio sabatino y dominical para abrirse camino con dirección a los tres balnearios mas populares de ese entonces Miraflores, Barranco y Chorrillos. Sino también, es una avenida marcada desde los años setentas como sinónimo de la buena vida y la vida fácil, en donde las mujeres sacaban provecho al caer la noche para empezar a laburar.

En los años 80 Alan García es elegido presidente del Perú y fue durante este gobierno sucede la ya conocida hiperinflación. Los ciudadanos peruanos no conseguían trabajo, no había dinero para pagar nada los precios que cada vez estaban más altos. En el Perú, especialmente en Lima, se vive un contexto de incertidumbre y pobreza, muchas familias no contaban con el dinero suficiente para cubrir los bienes y necesidades básicas de su hogar. En cuanto al panorama político y social, el nivel de desempleo aumenta al igual que la delincuencia, al no conseguir un trabajo que cubriera sus gastos las personas, tanto hombres como mujeres tuvieron que dedicarse a la prostitución callejera, como un medio para generar ingresos rápidos. De esta manera la avenida Arequipa durante estos años se convierte en una zona de prostitución callejera.

El costo de estos servicios era bastante reducido puesto que necesitaban dinero pronto y además, a pesar que tenía una demanda bastante regular, había una gran oferta de personas que vendían su cuerpo a cambio de dinero. Había pocos locales donde estas mujeres eran contratadas para prostituirse “legalmente” ya que la competencia contra la prostitución callejera era tan reñida que no se podía igualar los servicios clandestinos que se ofrecían a un menor valor.

Los clientes que venían a solicitar estos servicios a la avenida Arequipa era gente de todo tipo, podían ser heterosexuales u homosexuales, hombres o mujeres, adolecentes o viejos, ricos o pobres. Entonces por esta gran variedad de clientes es aquí donde se transmitían muchas enfermedades, siendo la más peligrosa el sida.

Es así que, los cultores del rock progresivo en el Perú, la agrupación “frágil” compusieron y lanzaron la canción Av. Larco que reflejaba la posesión de las damas del buen vivir de las locas cuadras limeñas de ese entonces donde era la principal protagonista una de sus engreídas la Arequipa. Así, este es un fragmento de “frágil” que nos ayuda a vivir los inicios de esta vía llena misterios nocturnos


“Ellas entran en la noche,

ellas marcan los tonos,

ellas suben al coche,

están preparadas a todo.”






donde los años pasan y esas dueñas de la oscuridad con labial en mano compiten entre ellas y ellos por ganarse el pan con el sudor de su frente. Asimismo, adornaban esas noches estrelladas unos singulares muchachos que necesitaban apoderarse de sombras y rubores para cometer sus picaras aventuras que engañaban y engatusaban a sus víctimas en medio de bocinas, alcohol y drogas, como una vez confeso ,el hijo del gran Agusto Ferrando, Juan Carlos. Es así que, la lujuriosa y polémica Arequipa vio pasar noches llenas de secretos por décadas que solo ella sabe guardar.

Luego, los noventas fueron épocas llenas de confusión donde primaba el comercio, el transporte público, las academias y noches incontrolables llenas de diversión ocultando el libertinaje que desencadenaba esta palabra. Aquellas noches donde, cientos de parroquianos llegaban a malgastar su dinero y a jugar con sus vidas al mezclarse con prostitutas, peperas y travestis en esas amanecidas de desenfreno.
Esta Arequipa llena de desconcierto no sabe cuando dejo de ver familias disfrutando de la tranquilidad de sus calles por días terribles. En medio de tanto descontrol, las autoridades municipales decidieron poner orden en las 52 cuadras que esta avenida acoge. Hoy, abril del 2010 vemos descansar en la oscuridad con tranquilidad la mayoría de sus trajinadas cuadras. Finalmente, debemos rescatar que, las normas municipales establecidas en años anteriores están dando sus frutos poco a poco para bien de esta arteria de la sobrepoblada Lima.
Esta avenida, principalmente, las cuadras más frecuentadas (a partir de la cuadra 11 hasta Javier prado) deja de ser zona de prostitución en los años 90 para convertirse en una zona comercial. Esto sucede a partir de la inversión de muchas empresas y de los esfuerzos del estado por mejorar esta avenida. Desde la creación del serenazgo, las calles de la avenida se encuentran con mayor vigilancia y estos negocios clandestinos han sido censurados. Por otra parte, la mejora económica de la capital al igual que el incremento del poder adquisitivo de la población en general (Clases socioeconómicas A, B y C) crea una mayor demanda por centros comerciales, instituciones, y demás locales de esparcimiento dedicados a la vida social de los peruanos.

Más adelante, la promoción de acuerdos como el TLC y la constante mejora económica del país promueve la creación de nuevos y mejores puestos de trabajo por lo que las personas que se dedicaban a estas actividades dejaron de hacerlo para trabajar en las empresas o inaugurar sus propios negocios. Gran cantidad de estas empresas comenzaron a ubicarse en la avenida Arequipa y rápidamente se convirtió en zona comercial donde se ubicaron hoteles, restaurantes, y toda clase de locales que buscan satisfacer a la demanda comercial de los ciudadanos.

Videos relacionados

Loading...